Logo Metas Siglo XXI  
25 de Mayo 749 - 2º of.7
(1002) Cdad. Auton. de Bs. As. Argentina
Tel. +54 11 4311 6888
Fax +54 11 4311 2274
info@metas.org.ar
 
Metas Instrumentales > MONEDA VIRTUAL Y BANCARIZACIÓN INDUCIDA
 
GRANDES METAS
PÚBLICAS




DOS METAS INTRUMENTALES PARA EL DESPEGUE DEL DESARROLLO

-Creación de la Moneda Virtual
-Programa de Bancarización Inducida

“Los Gobiernos de todas las naciones del mundo deberían crear una unidad de
cuenta indexada para el uso de los ciudadanos. No tiene costo hacerlo. Todo lo
que los Gobiernos deben hacer es determinar un índice de precios, presentarlo
en forma atractiva, publicarlo diariamente en términos de moneda corriente,
asumiendo el compromiso de que el índice se continuará calculando sobre bases
consistentes y sin futuros congelamientos u otras interferencias”.

Robert J. Schiller, Premio Nobel de Economía, 2013



Resumen ejecutivo

La historia demuestra que ninguna moneda, aún la acuñada en oro, pudo cumplir cabalmente la función de patrón de valor estable en períodos prolongados. Esta situación se mantiene en la actualidad. El dólar norteamericano, moneda estrella del siglo XX, tuvo en ese siglo una inflación del 2006 %, perdiendo el 95% de su poder adquisitivo.

Siendo la moneda denominador común del valor de los bienes, tenemos la percepción ptolomeica de que ella los determina y la consideramos el centro del universo económico. Pero la realidad copernicana es inversa: la moneda no fija el valor de los bienes sino que es el precio de éstos el que determina el valor de la moneda, o sea su poder adquisitivo.

Los esfuerzos por alcanzar una moneda estable vienen siendo infructuosos, porque se insiste en utilizar la moneda corriente como patrón de medida, cuando está demostrado que su poder adquisitivo fluctúa por la permanente e impredecible variación de los precios (F. Hayek) que es inmanente al mercado.  Un patrón de medida debe cumplir una única y suprema condición: ser invariable (G. Poulett Scrope).  Si cambia, es inservible.

La solución es desdoblar las funciones de la moneda inventando una nueva institución monetaria: la Unidad de Cuenta Estable. La verdad no se descubre; se inventa (Karl Popper). Fue lo que hicieron a partir de 1823 economistas precursores con vocación copernicana: J. Lowe, G. Poulett Scrope, W. S. Jevons, A. Marshall, S. Newcomb, I. Fisher y A. Bunge inventando una nueva institución que convierte el índice de precios en una unidad de cuenta (moneda virtual) que Alfred Marshall denomina: la UNIDAD. Chile creó en 1967 la Unidad de Fomento –UF-, con notables resultados. Argentina debe crear su propia moneda virtual: la Unidad de Cuenta Estable –UCE-, que en sinergia con un programa de bancarización profunda, permitirá alcanzar en cuatro años la bancarización de Chile (79% del P.B.I.). Esto implica crédito bancario genuino por US$ 260.000 millones, plataforma de lanzamiento de un vasto plan de desarrollo.


Libro La Moneda Virtual

Haga click aquí o en la imagen para descargar la versión PDF del Libro "La Moneda Virtual"

…………………………

1.-La moneda es la única unidad de medida inconstante que aún existe en la civilización  (Irving Fisher)

La historia muestra que ninguna moneda, aún la acuñada en oro, pudo cumplir cabalmente la función de patrón de valor estable en períodos prolongados. El dólar norteamericano, moneda estrella del siglo XX, tuvo una inflación del 2006% durante dicho siglo, perdiendo el 95 por ciento de su poder adquisitivo. El puente Golden Gate construido en 1935 costó US$ 35 millones. En 2009 el peaje recaudó US$ 97.121.000. Vale decir, casi tres veces más que el costo total de la obra; sin embargo, no alcanzó a cubrir los gastos de operación y mantenimiento, recibiendo subsidios estatales por US$ 20.860.000.

Los esfuerzos de los economistas para alcanzar una moneda estable han resultado infructuosos. Se insistió en utilizar la misma herramienta (moneda corriente) como patrón de medida, cuando históricamente estaba demostrado que esto era inviable en el largo plazo porque la moneda fluctúa por la permanente e imprevisible variación de los precios (Hayek) causada por la naturaleza inmanente del mercado. Un patrón de medida debe cumplir una única y suprema condición: ser invariable (G. Poulett Scrope). Si fluctúa, es inservible como patrón de medida, aunque sea indispensable para efectuar pagos y realizar transacciones al contado. La verdadera solución estaba en inventar una nueva institución. Como sostiene Karl Popper: la verdad no se descubre; se inventa. Fue lo que hicieron a partir de 1823, economistas precursores con vocación copernicana: no se limitaron a escudriñar la institución “moneda” tal como había sido creada por el orden espontáneo del mercado, sino que plantearon un cambio de paradigma: desdoblar las funciones de la moneda corriente creando una nueva institución, LA UNIDAD (A. Marshall, 1886), que es una unidad de poder adquisitivo constante basada en el precio de los bienes para permitir el ajuste de las prestaciones dinerarias.

El pensamiento de Marshall nos dice: visto que la moneda corriente –currency- no puede ser estable, convirtamos el concepto mismo de la estabilidad (índice de precios) en una moneda (unidad de cuenta). Para ello hay que monetizar el índice de modo que éste sea el contenido único y excluyente de la nueva institución. Hemos denominado dicha institución: “Moneda Virtual”.

Una moneda cuyo contenido exclusivo es el propio índice será necesariamente estable porque cualquiera sea la fluctuación de la moneda corriente, siempre existirá en la recta numérica un número tal que pueda convertirse en el coeficiente que refleje dicho índice, que hemos denominado “coeficiente áureo”. Logramos así una estabilidad ontológica porque está contenida en el propio ser de la moneda virtual. El índice de precios es lo estable y la moneda virtual es el índice. Por tanto, la moneda es estable. De este modo, se convierte un problema milenario insoluble de la economía, en una cuestión lógica regida por el principio de identidad.

2.- La aparente paradoja de la moneda virtual. Lo que se mueve es lo estable mientras lo fijo es congénitamente inestable

La moneda virtual plantea una aparente paradoja de ardua comprensión incluso para calificados economistas. Lo “estable” es el índice de naturaleza virtual carente de existencia física que cambia numéricamente.

En tanto la moneda corriente –currency- con existencia física que es fija e inmóvil, adolece de inestabilidad congénita e insanable porque es inhábil para conservar una relación constante en el largo plazo con la fluctuación permanente e impredecible de los precios en el mercado.

Al ser la moneda corriente el denominador común del valor de todos los bienes, tenemos la percepción ptolomeica de que es aquélla la que determina el valor de los bienes y la consideramos el centro del universo económico. A su alrededor giran los precios como si fueran satélites del astro moneda. Pero la realidad económica copernicana es la inversa: no es la moneda la que fija el valor de los bienes, sino que es el precio del universo de bienes el que determina el valor de la moneda; es decir su poder adquisitivo.

3.- El rol del Congreso

En cuestiones monetarias, el Congreso Nacional tiene cuatro atribuciones expresamente contempladas por la Constitución Nacional (incisos 11 y 19 del artículo 75).

a) La primera es: “hacer sellar moneda”, cosa que se cumple con la emisión de la moneda transaccional o corriente (currency). Es decir, el peso.

b) La segunda: “fijar el valor de la moneda”, se cumplía antiguamente estableciendo una equivalencia con el oro. Así la ley 3871 del 31 de octubre de 1889, estableció que un peso oro equivalía a 2,27 pesos papel moneda nacional. Desaparecido el patrón oro, el Congreso ha dejado de ejercer esta función.

c) La tercera: “fijar el valor de las monedas extranjeras”, es decir el tipo de cambio. Esto se establecía antiguamente por la paridad con el oro.

d) La cuarta: está incluida en el inciso 19 de artículo 75: Proveer lo conducente…a la defensa del valor de la moneda. Vale decir, que la CN exige al Congreso que provea a la sociedad una moneda estable. Es una exigencia de “calidad” de la moneda. No basta con proveer cualquier moneda fiat sujeta a fluctuaciones, sino que se exige un patrón de medida que permanezca invariable en el tiempo.

En suma: de las cuatro atribuciones o responsabilidades que la CN otorga al Congreso, sólo se está cumpliendo la primera: sellar moneda. Lo que proponemos para cumplir en plenitud lo previsto en los puntos b) y d) es el desdoblamiento de las funciones de la moneda, conforme a la propuesta de Alfred Marshall exitosamente aplicada por Chile al crear la Unidad de Fomento UF. Se trata de una nueva institución consistente en una unidad de cuenta o moneda virtual cuyo contenido será el índice de precios elegido como paradigma de lo estable que se utilizará para medir las prestaciones dinerarias. Este patrón tabular de valor justo garantizará la equivalencia de las prestaciones en las obligaciones a plazo, configurando una plataforma jurídica imprescindible para la justicia conmutativa.

Finalmente, el Congreso debe reasumir la función de fijar el valor de la moneda extranjera, decisión de política económica de la máxima importancia que requiere un tratamiento especial.

4.- La indexación no es inflacionaria

La principal objeción a una indexación ampliamente difundida, es el argumento de su impacto inflacionario sobre la economía. Expresado de esta manera simplista este juicio de valor es sencillamente falso (Milton Friedman). La indexación no agrega medios de pago y por lo tanto no impacta sobre el primer término de la fórmula de Fisher a favor de la inflación. En cambio, su uso universal favorece la estabilidad porque reduce la velocidad de circulación, al crear opciones de ahorro blindadas contra la inflación en reemplazo del refugio en bienes innecesarios. En el largo plazo, puede actuar en pro de la estabilidad sobre el segundo término de la fórmula de Fisher, aumentando la oferta de bienes por la canalización del ahorro a la producción. La experiencia de Chile es aleccionadora: con indexación universal por medio de la UF la inflación se redujo del 508,1% (1973) al 3,3% (promedio de la década 2000-2009).

Argentina, único país del mundo que prohíbe la indexación por ley de orden público, registra la segunda inflación más alta del mundo. Lo que ocurre es que todas las variables macroeconómicas están indexadas: los precios por el mercado, los salarios por las convenciones colectivas y los impuestos por su propia estructura, ya que todos son porcentajes de precios o ingresos. La prohibición de indexar sólo alcanza al ahorro y a los instrumentos de crédito. Con ello se inhibe el mercado de capitales y la inversión de largo plazo, mientras se promueve la fuga de capitales que adquiere ribetes alarmantes. Entre 2007 y 2011 se fugaron del país U$S 79.007 millones.

5.- Nominalismo monetario

La moneda virtual permite mantener el nominalismo monetario con la invalorable ventaja de utilizar una moneda estable garantizando la justicia conmutativa. Es utilizada por el público con total espontaneidad, sin necesidad de cálculos complejos y sin costos transaccionales propios de la indexación. Basta colocar su nombre, para incorporar a la transacción todo el plexo legislativo contenido en las normas que la regulan.

6.- Justicia conmutativa

Una unidad de cuenta ontológicamente estable como la moneda virtual es una herramienta fecunda e insustituible de la justicia conmutativa. En forma espontánea y sin intervención de los Jueces, las partes llevan a cabo un acto justo simplemente pagando lo pactado porque la existencia de una unidad de medida carente de fluctuaciones, permite garantizar que cada uno recibirá lo debido, no sólo en la letra sino en su espíritu (J. Lowe).

7.- Rentabilidad social de la moneda virtual

LCrear la moneda virtual no tiene costo alguno para los Gobiernos ni para la sociedad y será fuente de grandes beneficios sociales corrigiendo el desamparo que hoy afecta a los jubilados, posibilitando la vivienda digna y posibilitando la creación de un robusto mercado doméstico de capitales.

8.- Creación de la primera moneda virtual.

UF: Unidad de Fomento de Chile. Un patrón monetario estable

Hasta lo que he podido determinar, la UF es la primera unidad de cuenta indexada que ha resultado exitosa en el mundo. Este es el primer caso en que la indexación ha sido implementada referenciando los precios en base a una unidad análoga a la moneda, en lugar de basarla en una fórmula de indexación .Robert J. Schiller, Premio Nobel de Economía 2013

El 20 de enero de 1967, durante la presidencia de Eduardo Frei Montalva, Chile creó la Unidad de Fomento (UF) que es una unidad de cuenta indexada a la fluctuación de la moneda corriente (peso chileno) según la variación de su poder adquisitivo medida por el Índice de Precios al Consumidor (IPC) lo cual permite mantener la equivalencia real de las prestaciones recíprocas, a lo largo del tiempo.

Casi cinco décadas de aplicación de la UF en Chile, han logrado resultados ampliamente positivos:

a) Disponer de un patrón monetario de aceptación universal. En enero de 1985 el 96% de las colocaciones del sistema bancario a más de un año se habían efectuado en UFs u otras formas de indexación.

b) Lograr una moneda virtual probadamente estable. Entre 1975 y 2011 la inflación del dólar fue del 427% y la valorización de la UF en dólares fue del 461%. La UF protegió al ahorrista de las inflaciones del peso chileno y del dólar.

c) Desencadenar el milagro del ahorro (saving miracle), generado por su estabilidad. Quien en 1975 colocó US$ 100 en plazo fijo al 3% anual, en 2011 tiene US$ 1362.

d) Alcanzar el mayor crecimiento per cápita de América Latina en el período 1974-2009; siete veces más que Argentina y tres veces más que Brasil.

e) Reducir el spread bancario en 7,7 puntos optimizando la competitividad. El spread bancario para operaciones indexadas es el más bajo de América Latina y está en línea con el spread de los países más desarrollados.

f) Crear un mercado de capitales de significativa dimensión.

g) Reducir la deuda externa a menos de la mitad entre 1985 y 2000, medida como porcentaje del PBI. Hoy, a Chile lo financia el ahorro chileno.

h) Financiar grandes inversiones de infraestructura.

i) Ejercer una influencia estabilizadora, contribuyendo al abatimiento de la inflación, que bajó del 508,1% anual en 1973 a tasa promedio del 3,3% en la última década.

j) Contribuir decisivamente a solucionar el problema de la vivienda con créditos hipotecarios al alcance de todos, a 25 años de plazo y 5% de interés anual. Chile es el único país de América Latina que ha resuelto el problema de las villas miseria.

k) Alcanzar la bancarización más alta de América Latina: 79% del PBI.

El ejemplo de Chile ha sido seguido por otros países de América Latina como Uruguay, México y Colombia. En el caso de Uruguay el 8 de diciembre de 2011 completó la pesificación voluntaria del 47% de su deuda externa, entregando bonos emitidos en Unidades Indexadas y pagaderos en pesos uruguayos. Wall Street se desprendió voluntariamente de bonos nominados en dólares recibiendo en pago bonos pagaderos íntegramente en pesos uruguayos.

Argentina puede lograr en cuatro años la misma bancarización de Chile. Ello posibilitará inyectar gradualmente al sistema productivo el equivalente a US$ 260 mil millones de crédito genuino, suficiente para financiar un vasto plan de desarrollo que corrija sus graves falencias estructurales.

9.- Bancarización de la Economía y Creación de la Moneda Virtual

Uno de los factores que limita la bancarización es el impuesto a las transacciones financieras, gravamen que tiene un origen transitorio de emergencia, pero cuyo uso tiende a prorrogarse en el tiempo. Es un gravamen que distorsiona las decisiones de los ciudadanos, incentivando en exceso el uso de efectivo y, de esta forma, fomentando la informalidad en la actividad económica, lo que termina afectando negativamente la recaudación de otros tributos. Martín Redrado, declaración cuando era Presidente del Banco Central (año 2006)

9.1.-Importancia del crédito

Un sistema bancario profundo y sólido, que brinde crédito genuino abundante y de coste y plazo compatibles con los plazos de maduración de cada inversión, es esencial para el desarrollo de la economía.

9.2.- Retroceso crónico de la bancarización en nuestro país

Hacia fines de la década de 1920, el sistema financiero argentino era uno de los más desarrollados del mundo en términos relativos. Hoy se ubica entre los más rezagados de América Latina. Tiene una débil bancarización del 18 % del PBI, frente al 64% de Brasil y al 79% de Chile. Los países desarrollados, sin excepción, superan el 100% del PBI.

La sumatoria de los activos de todos los bancos argentinos es menor que el sexto banco de Brasil. Como dijimos, si nuestro país lograra la misma bancarización de Chile podría inyectar al sistema productivo US$ 260.000 millones como crédito genuino, suficiente para encarar el financiamiento de un ambicioso plan de desarrollo.

9.3.- Los depósitos, insumo básico del sistema bancario

Sin depósitos el crédito languidece. Los banqueros nunca prestan su dinero. Es el público quien presta a los banqueros, para que sus depósitos se conviertan en créditos a la producción y al consumo. Con una bancarización profunda y sin filtraciones de efectivo, el sistema bancario en su conjunto puede prestar varias veces el dinero por el fenómeno de multiplicación de los depósitos. Estados Unidos presta 26,25 veces la base monetaria (año 2002) con inflación inferior a dos dígitos, mientras Argentina presta una proporción que es menos de la décima parte (2,28 veces) y en cambio padece una elevada inflación.

9.4.- Programa de bancarización inducida


Este programa requiere implementar una batería de medidas simultáneas:

1.- Derogar el impuesto al cheque, creando un impuesto sustitutivo que grave las extracciones de efectivo. Tendremos así una política coherente en pro de la bancarización. Quien mueva su dinero dentro del sistema bancario no pagará impuesto a la transferencia, mientras quien retire efectivo, alimentando la economía informal, quedará gravado.

2.- Crear la Unidad de Cuenta Estable UCE, moneda virtual análoga a la UF chilena.

3.- Convertir automáticamente a UCEs los plazos fijos de 90 días o más.

4.- Incorporar al Código Civil la intervención obligatoria de los bancos en los pagos relevantes. La Afip no reconocerá las salidas de dinerario que se realicen en violación de esta norma.

5.- Ampliar el horario bancario de atención al público de 9 horas a 19 horas.

6.- Universalizar el acceso al sistema bancario. Exigir a todos los comercios la disponibilidad del Posnet para restringir al máximo las filtraciones de efectivo desde el sistema bancario.

7.- Convertir nuestro Banco Central en una verdadera Reserva Federal.

8.- Direccionar el crédito hacia metas prioritarias de desarrollo.

9.5.- El crédito abundante no garantiza creación de riqueza


Pero esos 260.000 millones de crédito adicional no garantizan en nuestro país la creación de riqueza. Su historia demuestra que existe una pulsión irresistible por destinar el crédito al crecimiento de una burocracia improductiva. Por ello es necesario tomar todos los recaudos para direccionarlo al trabajo productivo con metas claras y modelos de gestión eficientes.

9.6.-CREACION DE LA UNIDAD DE CUENTA ESTABLE (UCE)


La piedra basal del programa propuesto, es la creación de una unidad de cuenta estable o moneda virtual según proyecto de ley incluido en el capítulo tercero de la parte tercera del libro LA MONEDA VIRTUAL.

10.- Los argentinos podemos generar US$ 260.000 millones para concretar un vasto Plan de Desarrollo.


Nada es de éxito más dudoso, ni más difícil de realizar y manejar, que iniciar un nuevo orden de cosas, ya que el reformador tiene como enemigos a todos quienes lucran con el viejo orden y tan sólo defensores tibios en quienes derivarán provecho del nuevo orden. Esta reticencia se debe tanto al temor de sus adversarios, quienes tienen las leyes de su parte, como a la incredulidad del género humano quien no cree ciertamente en nada nuevo hasta haber tenido larga experiencia fáctica con ello. Nicolás Maquiavelo

La Argentina carece de Metas Instrumentales básicas para encarar un Plan de Grandes Metas Públicas que le posibiliten sustentar su desarrollo y derrotar la pobreza estructural. La detección y explicación de estas Metas Instrumentales, junto con las investigaciones imprescindibles para encarar el tema con seriedad, están contenidas en los distintos ítems de esta página. Como es norma en nuestra Fundación Metas Siglo XXI, no nos conformamos con detectar problemas y denunciarlos. Siempre nos sentimos obligados a aportar soluciones para no considerarnos parte del problema.

Por ello, en la Tercera Parte de nuestro libro LA MONEDA VIRTUAL, se incluyen dos soluciones concretas, a medida de las necesidades perentorias de nuestra distorsionada economía, que están plasmadas en dos Proyectos de Ley: uno para implementar el Programa de Bancarización Inducida y otro para la creación de la Unidad de Cuenta Estable (UCE).

La sanción y aplicación de estas leyes, en sinergia positiva, permitirán alcanzar en cuatro años el mismo nivel de bancarización de Chile y, como dijimos, generar créditos bancarios en pesos UCE por el equivalente a US$ 260.000 millones que serán plataforma de lanzamiento de un gigantesco programa de desarrollo que podemos realizar con nuestros propios recursos financieros y humanos.

Las Grandes Metas Públicas que estamos proponiendo, asentadas en estas dos metas instrumentales (UCE-Moneda Virtual y Bancarización Inducida), tienen alta rentabilidad social y satisfacen carencias básicas estructurales como la vivienda, el saneamiento y el transporte. Las distintas Metas pueden ser consultadas con más detalle en esta misma página.

En el siguiente cuadro se sintetiza el destino y la cuantía de las inversiones que proponemos:


La creación de la moneda virtual, en sinergia con el programa de bancarización inducida, permitirá generar el milagro del ahorro como ocurrió en Chile, poniendo fin a la hemorragia de 79.007 millones de dólares fugados de nuestra economía entre 2007 y 2011, por ausencia de instrumentos financieros adecuados y por la creciente inseguridad jurídica que hoy nos aflige.

No nos privemos de implementar estas valiosas herramientas que nos permitirán aprovechar el esfuerzo ya realizado por la sociedad en su conjunto. La Moneda Virtual posibilitará convertir el índice de precios, epítome de lo estable, en una unidad de cuenta con características de monedidad que tendrá una condición congénita invalorable ya que su identidad con el índice le otorga estabilidad ontológica que no depende de las condiciones fluctuantes de la economía, sino del principio lógico de identidad de unánime aceptación universal

Si lo hacemos, estamos convencidos de que la performance de la moneda virtual como unidad de cuenta será abrumadoramente superior a la utilización de la actual ficción jurídica del nominalismo.

Dos monedas en competencia en nuestra economía


Argentina, luego de siete décadas de padecer la inflación más prolongada y profunda de su historia, ha dejado de lado la moneda local en las operaciones a largo plazo y utiliza en su reemplazo el dólar. Existe una competencia entre ambas monedas que se resuelve de la siguiente manera: las operaciones de contado o de corto plazo, utilizan el peso; el ahorro y las operaciones de largo plazo, como los bonos de la deuda púbica, se realizan en dólares. Además, el dólar se utiliza para operaciones inmobiliarias, venta de autos y también para el atesoramiento, uso altamente dañino para la economía porque esteriliza los recursos monetarios impidiendo la inversión productiva.

Para que nuestra moneda pueda ganar esta competencia infructuosa con el dólar, es necesario crear un vehículo financiero mejor que éste, como ha hecho Chile, desdoblando las funciones monetarias: una moneda de existencia física para pagar (el actual peso impreso) y una moneda virtual para medir el valor de las transacciones, asegurando así, en forma perpetua, la igualdad de las prestaciones al medirlas por su poder adquisitivo. La competencia es más fácil de lo que parece porque el dólar tiene una inflación crónica que fue del 3,09% anual promedio durante el siglo XX que, entre puntas, implica una inflación del 2006% con una pérdida del 95% del poder adquisitivo. Chile demostró que la UF logró blindar el ahorro nacional contra la inflación del dólar: entre los años 1975 y 201??, la inflación del dólar fue del 427% y la UF se valorizó en dólares el 461 %.

Aunque lo más difícil es ganar la confianza del público en la seriedad de los índices de ajuste, es algo que se puede lograr paulatinamente. Manteniendo una política seria y persistente, llega un momento en que el paradigma de “lo estable” es la moneda virtual.

En el estado actual de la civilización no resulta aceptable que se carezca de un patrón de medida estable para medir los valores económicos, herramienta insoslayable de la justicia conmutativa. Esta meta estuvo fuera de nuestro alcance utilizando sólo el sistema convencional de la moneda tradicional, rígida e incapaz de acompañar la evolución de los precios. La aparición de la moneda virtual puede constituir una revolución económica, al permitirnos contar con un patrón de valor verdaderamente estable y por lo tanto justo para las relaciones económicas.

• La reducción de los subsidios a medida que se logra el pleno empleo productivo.

• La refinanciación de la deuda pública con bonos indexados en UCEs a tasas de interés del orden del 5 % anual.

• El decrecimiento espontáneo de la burocracia por la aparición de fuentes de trabajo mejor retribuidas en el sector productivo de la economía.

• La mejora de la competitividad de la economía por la disminución de los costos de transacción.

• La ampliación de la frontera agrícola y minera por la mayor accesibilidad al territorio en base a las nuevas vías de transporte terrestre y aéreo.

 

Copyright © 2007 FUNDACION METAS SIGLO XXI. Todos los derechos reservados.
logo mil


Meta
| Introducción | Antecedentes | Consejo de Administración | Declaración de Principios | Contacto | Ver Video